#WEDDINGTIPS

¿Por qué contratar una hada madrina de bodas? O como todos nos conocen: una wedding planner.

El estrés que podés llegar a sentir al organizar tu propia boda y cargar con todas las responsabilidades que implica, puede ser de otro planeta. Significa tomar el control de todo y, en la mayoría de los casos, eso termina significando renunciar al disfrute de ese proceso que debería ser hermoso.

No te voy a mentir, algunos novios lo hacen y lo super disfrutan. Pero la mayoría empiezan con mucho entusiasmo y a las a pocas semanas terminan sufriendo esto de ser los planners de su propia boda.

Tal vez, ya sabés de antemano, por experiencia de alguna pareja amiga, el estrés que implica la organización. Así que seguro estás sintiendo la enorme tentación de contratar una boda empaqueta que aunque son muy cómodas, les falta personalidad. Antes de tomar  alguna decisión, me gustaría que respondas esta pregunta: ¿No te gustaría que tu boda refleje tu historia?

Desde nuestro punto de vista, una boda con personalidad es la única opción que contemplamos. Porque su boda es un gran evento en su vida que tiene que ser único.

Entonces te preguntarás… ¿cómo organizo una boda que represente mi historia disfrutando del proceso?

Contratar una hada madrina, como me gusta llamarnos, o una wedding planner, como lo llama el resto de los mortales, significa sacarte un peso enorme de encima. Todas las tareas tediosas o que no sabes cómo hacer, nosotras nos encargamos.

Pero eso no significa que no vayas a participar. Al contrario: ¡vamos a trabajar fuerte en equipo para que tu casamiento sea como lo imaginas! La diferencia es que decidimos juntos y luego nosotras hacemos las tareas más pesadas.

Te cuento algunas de esas tareas, de una larga larga lista, para que espíes un poco de nuestro trabajo del día a día entendiendo mejor cómo te acompañamos.

¿Cómo te ayuda una wedding planner?

Encontramos juntos la personalidad de tu boda: cada detalle va a hablar de su historia. Miren adonde miren ustedes o sus invitados. Desde la comida hasta la ambientación. ¡Todo! Al ver su boda será imposible no decir “es muy ellos”. ¡Van a descoserla con una boda donde la personalidad se va a respirar!

Armamos y distribuimos el presupuesto: antes de invertir, analizamos tus prioridades y decidimos los mejores proveedores para tu boda. Así aprovechamos cada centavo al máximo y hasta, tal vez, podemos incluir algún mimo que creían que no se podían permitir.

Decimos que “no” cuando es necesario: no vamos a decirte a todo que “sí”. Es nuestra tarea decir que “no”, cuando sea necesario, para que tu boda sea como la soñás.

Te recomendamos proveedores y armamos las propuestas: hay muchos proveedores muy buenos pero ninguno es ideal para todas las bodas ni para todos los novios. Te aconsejamos los proveedores que sabemos que van a ayudarte a lograr la experiencia que querés vivir en tu gran día.

Contactamos a los proveedores y somos las interlocutoras entre ellos: ser de intermediario coordinando a todos los proveedores de tu boda, para que todo salga como sueñan, puede ser un dolor de cabeza para alguien que no tiene cierto entrenamiento. Pero nosotras ya somos especialistas en charlar con ellos, negociar y lograr que trabajen todos en equipo para que tu boda sea inolvidable para ustedes y sus invitados.

Reprogramamos la fecha si fuera necesario: ¿hay algo más tedioso que tener que reprogramar la fecha de una boda? Casi una pesadilla que esperamos que nadie tenga que vivir. Pero si toca, nosotras nos encargamos de hacerlo y de todos los detalles que implica.

Te asesoramos y acompañamos: te ayudamos en la elección de todos los complementos al gran día (traje del novio, cotillón, make up, peinado…). Cuando te decíamos que pensábamos en todos los detalles, era en serio. Todo es importante para crear una gran experiencia.

Nos encargamos del famoso RSVP: confirmamos asistencia unos días antes para optimizar al máximo tu lista de invitados. Vas a estar tranquila de que todo está bajo control.

Llegamos con el check-list completo al gran día: hacemos reuniones técnicas con todos los proveedores, previo a la boda, porque nada nada nada puede quedar librado al azar. Por eso desde el día uno hasta el día del evento trabajamos en equipo en cada detalle.

Somos contenedoras oficiales de nervios y ansiedad: además de una wedding, tendrás una amiga en la que descargar nervios para que entres a tu fiesta libre de tensiones, con mucha alegría y disfrutando al máximo. 

Somos solucionadoras oficiales de imprevistos: si algo sale mal, estamos ahí para resolverlo antes de que te des cuenta. El objetivo del gran día es que disfrutes cada segundo. Aunque no podemos asegurarte al 100% que no haya imprevistos, si podemos asegurarte que si surgen, nosotras nos encargamos.

Garantizamos profesionalismo.

Así puedo seguir hasta mañana, pero no quiero aburrirte. En resumen, te aseguro que al contratar una wedding planner, reunión a reunión, vas a ir viendo como tu boda se va armando pero sin sentirlo.

Es como cuando contratas a un “hermanos a la obra” (sí, amo ese programa porque amo ver cada proyecto como se va armando pasito a pasito). Surgen mil dificultades en el camino que Jonathan, como constructor, resuelve y los clientes ni se enteran.

Vos vas, decís lo que querés, toman decisiones juntos pero no sentís el peso de tener que ponerte a picar la pared o poner una cerámica. Simplemente te vas a tu casa, trabajas, descansas… volvés al tiempo y ves como la construcción avanza y cada vez se pone más linda. Ves como cada vez se siente más a hogar.

Ese es el rol que nosotras las wedding planners, o hadas madrinas de bodas, cumplimos al organizar un casamiento.

Te ayudamos a disfrutar de principio a fin con una sensación de liviandad increíble. Sin estrés.

¿Te sirvió para tomar más segura la decisión? ¿Te surgieron más dudas? Acá estoy para que charlemos. Dejame todas las preguntan que tengas en los comentarios para ayudarte a que tu boda la descosa.

5 1 voto
¿Qué te pareció?
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

menu

EXPERIENCIA ONLINE

1 Asesoría de 90 min.

$3.700

Hasta 3 cuotas sin interés

Pack de 3 Asesorías de 90 min. cada una

$10.000

Hasta 3 cuotas sin interés